En los tiempos actuales, donde nos movemos en entornos de cambio e incertidumbre, las empresas comprometidas con el desarrollo de su personal y, en especial, en retener y potenciar el talento de sus trabajadores, serán las que marquen la diferencia en el mercado.

La pandemia, el teletrabajo, los entornos VUCA, la gestión del tiempo, etc. son algunos de los problemas a los que se han enfrentado las empresas en el último tiempo. Para todo lo anterior se hace imprescindible la formación en inteligencia emocional ya que los beneficios son muchos y variados:

  • La persona siente que importa y que aporta.

  • Se provoca automotivación.

  • La persona y la organización se alinean hacia el para qué.

  • El talento se pone a disposición de la organización.

  • Aumenta el compromiso. Se agilizan y optimizan los procesos de cambio.

  • Mejora la comunicación y las relaciones interpersonales ‐ clima laboral.

  • Mejora el trabajo en equipo.

  • El liderazgo es transformacional.

  • Mejora el rendimiento individual y de los equipos y, por tanto, la rentabilidad de la empresa.

Además, las empresas podrán solicitar otras formaciones tales como:

  • Potenciar el talento femenino de tú empresa, entrenando en habilidades de liderazgo y dirección.

  • Mejorar el clima laboral estableciendo comunicación asertiva

  • Establecer visión, misión y valores en la compañía

  • Establecer valores en línea con la misión de la empresa

Por último, las empresas que quieran potenciar el talento de sus altos directivos, tanto a nivel personal o profesional, pueden solicitar los servicios de coaching personal.