Coaching Personal-Emocional-Ejecutivo

Un proceso de coaching es tiempo para ti, para explorar y trabajar en tus metas: un cambio de vida (quizás cambiar de ciudad), un nuevo enfoque profesional (cambiar de trabajo), reconducir tu relación sentimental, mejorar aspectos de tú persona: autoestima, empatía, asertividad, etc.

¿Sabes cómo es un proceso de coaching?

En el coaching, el coach acompaña (coach), soy tu guía en el cumplimiento de los objetivos que te plantees (coachee) en cada sesión. La idea principal es potenciar el talento que tienes, sacar lo mejor de ti, descubrir lo que te limita y sobre todo lo que te potencia.

El coaching personal está pensado para trabajar objetivos a nivel personal, de crecimiento, de cambio de hábitos, etc.

Yo te voy a acompañar a lo largo de todo el proceso, muchas veces llevamos tiempo queriendo algo sin conseguirlo, por más que lo intentamos no sale, eso indica que ha llegado la hora de hacer un cambio, si haces siempre lo mismo el resultado también será el mismo.

Un proceso de coaching se estructura en sesiones.

Mis sesiones de coaching, online o presencial, tienen una duración de 90 minutos. Lo habitual es celebrar las sesiones con una periodicidad semanal o quincenal y ponerle fin al proceso cuando el cliente siente que ha adquirido las herramientas necesarias para lograr sus objetivos. Como mínimo se necesitan 6 sesiones, dependerá de tú compromiso, y no deberían superar las 12. Esto no es terapia, el proceso tiene un objetivo a cumplir, una vez conseguido, se acaba el proceso.

En el coaching, el coach acompaña (coach), soy tu guía en el cumplimiento de los objetivos que te plantees (coachee) en cada sesión. La idea principal es potenciar el talento que tienes, sacar lo mejor de ti, descubrir lo que te limita y sobre todo lo que te potencia.

El coaching personal está pensado para trabajar objetivos a nivel personal, de crecimiento, de cambio de hábitos, etc.

Yo te voy a acompañar a lo largo de todo el proceso, muchas veces llevamos tiempo queriendo algo sin conseguirlo, por más que lo intentamos no sale, eso indica que ha llegado la hora de hacer un cambio, si haces siempre lo mismo el resultado también será el mismo.

Un proceso de coaching se estructura en sesiones.

Mis sesiones de coaching, online o presencial, tienen una duración de 90 minutos. Lo habitual es celebrar las sesiones con una periodicidad semanal o quincenal y ponerle fin al proceso cuando el cliente siente que ha adquirido las herramientas necesarias para lograr sus objetivos. Como mínimo se necesitan 6 sesiones, dependerá de tú compromiso, y no deberían superar las 12. Esto no es terapia, el proceso tiene un objetivo a cumplir, una vez conseguido, se acaba el proceso.

A tener en cuenta

Antes de contratar mis servicios tienes que saber que no haré magia, ni tengo recetas infalibles, ni mucho menos la respuesta a todos tus problemas, mi trabajo consiste en acompañarte en el proceso, eso es el coaching.  Yo potenciaré el talento, que ya tienes, sacando lo mejor de ti.

El Coaching NO es terapia ni trata patologías. De hecho, puede ser contraproducente iniciar un proceso de coaching existiendo una patología mental sin resolver. Si estás buscando este tipo de servicios, te recomiendo acudir a un profesional de la Psicología.

Coaching = Transformación

El coaching es una profesión que te ayuda a identificar y gestionar los cambios que necesitas para “ser la persona que siempre has querido ser” en cualquier ámbito de tu vida.

El coaching es transformación para ti y para los que te rodean.

Misión-Pasión-Valores

Misión: acompañarte en el proceso de transformación que vas a vivir para que a través de tú autoconocimiento puedas conectar con «quién eres de verdad» y a partir de ahí rediseñar tú vida hacia el camino que desees.

Pasión: ser tu compañera de viaje, ese es mi propósito, conseguir que alcances ese nivel para el cual estás predestinada. La vida es eso, disfrutar del camino hasta llegar a nuestra meta.

Aunque no es sencillo se puede conseguir, requiere tu esfuerzo y compromiso y por último de responsabilidad para acometer los cambios, estaré para ti el tiempo que necesites para alcanzar tus objetivos.

Motivación: creo en el ser humano y sus capacidades, creo en el potencial que tienen las mujeres para adquirir ese compromiso. Creo en el proceso, lo he experimentado y estoy en el camino que siempre quise.

Lo primero será encontrar los valores que te mueven, Mis valores que me inspiran y rigen son: respeto, confianza, honestidad, credibilidad, quiero compartir y ayudarte para que haya coherencia de tus valores con tu ser.

¿Quieres controlar y gestionar tu vida?

Conócete, toma decisiones así lo que sientes, piensas y haces estará en sintonía, eso es coaching. La alianza entre coach y cliente ayuda a generar esa conexión entre cabeza y corazón, cuando eso ocurre la satisfacción es total, estás en paz contigo y eso redunda en bienestar, alegría, confianza, seguridad.

Estamos en tiempo de crisis donde se hace imprescindible contar con lideres, con agentes de cambio, que muevan a la sociedad, ese es el nuevo rol de las mujeres.

Lidérate a ti misma y podrás liderar lo que te plantees, sueños, equipos, vidas, etc.

Primera sesión: Valoración

La relación que una persona establece con su coach ha de ser necesariamente estrecha, sólida y de mutua confianza.

Por eso la primera sesión de valoración, gratuita y de preferencia presencial, servirá para establecer dicha conexión, propia de la relación coach-cliente, sobre la base de la confianza, respeto y confidencialidad.

En esta sesión inicial de valoración, que dura 30-45 minutos, nos conocemos y me cuentas qué andas buscando para poder contarte cómo puedo ayudarte y cómo trabajaríamos la situación planteada.

Todo lo tratado durante un proceso de coaching está protegido por el secreto profesional.